lunes, 13 de febrero de 2012

Manual para tratar con tu empresa.

Con la reforma laboral del pasado viernes, muchos trabajadores se han puesto algo nerviosos. ¿Como tratar ahora con mi jefe? ¿Qué hago si me despiden? ¿Cuales son mi derechos ahora? Aquí os pongo unos conceptos básicos con la esperanza de que nos ayuden a una mejor relación con la empresa:

1.- A la llegada del jefe, permaneceremos en pie frente a nuestro puesto de trabajo. Saludaremos con un "Buenos días jefe". Cuando este entre en su despacho, y sólo cuando lo haga, nos sentaremos de nuevo y seguiremos con nuestra labor.

2.-En caso de enfermedad, sea gripe, neumonía o escarlatina, no visitaremos al médico, iremos directamente a nuestro puesto de trabajo e intentaremos llevar a cabo nuestra labor intentando no contagiar al esclav... perdón al compañero que se encuentre al lado para evitar una bajada de rendimiento. Esta medida aliviará, además, la congestionada seguridad social y, de paso, hará que gastemos menos en medicinas. El nuevo lema de los trabajadores españoles debe ser "lo que no mata, engorda".

3.- Cambiaremos la forma de negociar convenios colectivos con nuestras empresas. Los delegados sindicales se comprarán unas boinas con las que, en el momento de la negociación, juguetearán nerviosamente en las manos, mientras, de pie, esperan a que el jefe levante la mirada para poder hacer alguna petición. El jefe, que sabe más de todo que nosotros, humildes trabajadores, analizará las peticiones y nos las aceptará o denegará sin darnos motivos. Esta medida aligerará las inútiles pérdidas de tiempo que en el pasado se producían entre delegados y patronal.

4.- Un jefe, más que eso, es un padre. Como tal podrá decidir que no estamos siendo lo suficientemente rentables para la empresa y, en consecuencia lógica, nos podrá bajar el sueldo. La actitud a tomar en este caso es de agradecimiento a la empresa, que vela por que nos superemos día a día. Tampoco es recomendable que, cuando te comuniquen tu bajada de sueldo, le des las gracias alegremente, dado que podría ser interpretado como una ironía por tu parte. Alégrate, pero por dentro.

5.- Si llevas 20 años en la misma empresa y te despiden, es lógico pensar que el despido es objetivo. Seamos conscientes de que más le duele a la empresa desprenderse de un trabajador que lleva toda la vida allí y tener que contratar a un chaval por un sueldo dos veces menor. Al ser un despido objetivo, ese trabajador se irá con 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 meses. En contraprestación, la empresa siempre lo recordará con cariño y lo pondrá de ejemplo a los nuevos contratados, que no saben lo bien que trabajaba Peláez.

6.- El parto. Si durante nueve meses, por desgracia, una empresa en época de crisis mundial, obtiene menos beneficios que cuando la economía iba bien, podrá realizar un ERE sin tener que pasar por la engorrosa tarea de preparar un dossier y que lo apruebe el Ministerio de Trabajo. Simplemente tendrá que demostrar a un juez que, en esos 9 meses, ha ganado menos. La actitud lógica del trabajador despedido será la de desear muchísima suerte a la desafortunada empresa que en época de crisis, increíblemente, obtiene menos beneficios.

7.- Manifestaciones y huelgas: Este mismo fin de semana, el portavoz del PP en el congreso (el señor Alonso) decía, y no sin razón, que nunca una huelga o manifestación había creado puestos de trabajo. Así que seamos serios y no entorpezcamos el buen funcionamiento del país.

8.- Como bien han repetido desde el gobierno, no hay ningún recorte de derechos sociales. Si entiendes que el despido con 20 días por año trabajado, la pérdida de poder negociador en los convenios colectivos, la posibilidad de que te bajen el sueldo por falta de rendimiento o la indefensión a la hora de discutir un ERE, son recortes en los derechos sociales, es que no entiendes ni de economía ni de la situación actual. No son recortes sociales, es una lógica adecuación al siglo XIX.

Si quieres más información sobre cómo actuar o pensar a partir de ahora, en la FNAC creo que venden la colección completa de películas de Paco Martínez Soria. Ahí te podrás hacer una idea mejor.