lunes, 21 de mayo de 2012

Historias

A esta hora (las seis de la tarde del lunes) Facebook pierde un 12 por ciento en la bolsa y Bankia gana un 0,29. Bankia, la unión de varias cajas "malas" que dieron lugar al lógico "banco peor", va a necesitar una inyección de dinero de unos 7000 millones de euros, a los que hay que añadir los cuatro mil y pico que se le pusieron antes. Y esos miles de millones de euros los ponemos nosotros. A Facebook, que yo sepa, no le han tenido que inyectar ningún dinero público.

A Antonio le revisan la hipoteca el mes que viene. Pese a que el Euríbor ha bajado, a él no le afecta, tiene una cláusula suelo que, pese a la multitud de sentencias declarándola ilegal, no le permite beneficiarse de los históricamente bajos tipos de interés.

A final de la semana pasada, se descubrió que había varias comunidades autónomas que habían mentido en la cifra de su déficit. Bueno, igual es muy fuerte decir que habían mentido, simplemente no dijeron la verdad. Entre estas comunidades está Madrid. Hoy, su presidenta, Esperanza Aguirre, dice que no mintieron en las cifras, simplemente dieron una cifra provisional. Se les pasó incluir las facturas a proveedores que tenían sin contabilizar (ni intención de pagar de momento, por supuesto) Y que querían colocar en este ejercicio contable. Un evidente maquillaje financiero del que ya casi nadie se escandaliza.

Al que no le dejan exponer una cifra provisional en sus cuentas es a Antonio, que, con un sueldo neto de 1.250 euros al mes, le va a tocar pagar en su declaración de la renta cien euros. Y ya que hablamos de la renta, a la multinacional Apple, la declaración en España le sale a devolver, a devolver, sí.

Rouco Varela dice que la iglesia no debe pagar IBI, y amenaza, veladamente, con reducir la acción de Cáritas si el gobierno obliga a pagar el IBI a la iglesia.

A Fernando le pasaron la semana pasada la factura del IBI, si la tienes domiciliada, muchos aytos tratan de cobrarla casi cuando se abre el plazo.

La Fiscalía decide archivar la denunca contra Divar, presidente del Tribunal Supremo que realizó varios viajes a Marbella acompañado, porque dice que no ve que se quisiera lucrar con esos viajes.

A Silvia le sale a devolver la declaración. Son 300 euros, pero buenos son. Lo hizo el primer día que se pudo y lo presentó. Aún no le han ingresado el dinero.

Y se van acumulando historias que te dejan perplejo y que no entiendes. Y cuando te las explican, quien se atreve, las entiendes todavía menos. Y escuchas a unos gritando que la culpa es de los otros, y a los otros gritando que la culpa es de los unos y entre unos y otros, estamos nosotros. Y parece que ahora mismo, a nosotros, no nos miran ni unos, ni otros. Y trabajan para nosotros.