miércoles, 27 de marzo de 2013

Vacaciones

La Universidad de Birminghan, u otra, ha realizado un estudio en el que demuestra, sin ninguna duda, que irse de vacaciones de Semana Santa es un riesgo importante para la salud.
El estudio, que analiza variables climáticas, nivel de estrés, meteorología, finanzas y el histórico de resultados de los Elche-Betis, alerta de la posibilidad de infarto por distintos motivos que paso a contar y que me tienen muy preocupado por si palmáis.

1.- Maletero: Cuando compras un coche, en sus especificaciones, aparece la capacidad del maletero. Después de cien pruebas, ha quedado bien claro que, por mucho que tu pareja insista, si el maletero tiene doscientos cincuenta litros de capacidad, tiene doscientos cincuenta litros de capacidad. Esa maleta no va a entrar ni de lado, ni arriba, ni empujando. Es cierto que los físicos han encontrado la llamada "paradoja acústica" un curioso fenómeno en el que el maletero, gracias a los improperios de tu pareja mientras intentas meter el último bulto, es capaz de aumentar su capacidad en uno o dos litros. Pero ni uno más.

2.- Meteorología: Días antes de ir de vacaciones, todos miramos el tiempo que va a hacer. Observamos si se prevén borrascas o sol, y es un error. Nadie ha tenido en cuenta la denominada por Isaías Manferguíl en 1954 "nube cabrona". La nube cabrona no es detectable, ni predecible y, oculta a los ojos de los que se van de vacaciones, va a perseguirte allá donde vayas. Mariví Lafuente, en 1982, intentó librarse de ella sacando billetes para diez destinos distintos y le llovió dentro de su salón. Ese es el nivel de la denominada nube cabrona.

3.- Finanzas: La menguada economía familiar se resiente mucho. Si vas a un lugar turístico, aunque sea en el mismo país, el valor de la moneda varía. Para entendernos, un euro cuesta dos euros, y no hay que ser matemático para entender que si un euro cuesta dos euros, dos euros costarán... costarán... bueno, igual hay que ser matemático, en otro post analizaremos este punto en mayor profundidad.

4.- Broncas: Los broncólogos James Furcy y Melanie Spilmintong, demostraron en su ensayo "Pimpinel scrach believers" que el nivel de broncas con tu pareja aumenta exponencialmente cuanto más tiempo estás con ella. La solución de Furcy es evitar pasar más de cuarenta minutos al día con tu ser amado, pareja, no perro, sin una televisión o similar delante. La solución Spilmintong fue más radical. Cumple condena en la cárcel para licenciados de Ohio por asesinar a Furcy en unas vacaciones relajantes tras terminar el estudio.

Por todos estos motivos, mi recomendación de hoy es que no vayáis de vacaciones, es muy probable que no sobreviváis y morir fuera de casa es un auténtico coñazo. Y aunque pueda parecer que escribo desde el rencor por no tener vacaciones, juro por lo más sagrado que no es... Me llaman por teléfono, no voy a terminar este post en la vida.